Prado vive:

Entrega 4

mayo 30 de 2018

Embellecer Medellín era un sueño de la familia Olano. Por eso Ricardo, fundador del barrio Prado, quiso que su hijo Juan tuviera la mejor casa. La carrera Balboa, donde alguna vez existió el jardín de la Casa Olano, fue el lugar elegido para edificarla. Allí, Juan tenía planeado vivir con su prometida Julia Obregón Pochet, que en ese entonces residía en París (Francia). El 28 de enero de 1929, Juan y Julia contraen matrimonio en Europa y meses después llegan a su nuevo hogar cargados de muebles y de plantas para embellecer sus jardines. En 1933, Ricardo Olano entrega la propiedad a su nuera Julia, y 14 años después ella y su esposo la venderían a Carlos Baum, un judío que como muchas otros, llegó al barrio escapando de la segunda guerra mundial.

Luego, la Casa de los Baum pasó a ser el hogar de la familia Jaramillo Jaramillo y en 2016 se alquiló a la Fundación Patrimonio para el Desarrollo (@funpades), una organización que vela por su cuidado. Hoy, esta icónica construcción permanece allí, esperando silenciosamente que Juan, Julia y Carlos regresen algún día.