Prado vive: la carrera 50 (Palacé)

Entrega 5

mayo 30 de 2018

En 1837, el crecimiento de la Bella Villa trajo consigo la apertura de nuevas vías, una de ellas fue Palacé, calle que fue prolongándose de tal manera que para 1918 llegaba hasta la calle Perú, a pocos metros del Parque de Bolívar. En 1925, su expansión concluyó en lo que hoy es el barrio Prado. Por su ubicación, se convertiría en el polo de desarrollo del sector y fue elegida por el cabildo para ser la puerta de entrada al naciente barrio Prado. Años después se amplió la calzada, el trayecto se arborizó y se pavimentó, y también se construyó el alcantarillado del barrio. Es justamente en Palacé donde comienza la historia de Prado, en una de sus esquinas fue donde se construyó la primera casa y sobre ella se construirá la nueva cara de Prado. 

El barrio sobrevive y permanece atravesado por una calle que se resistió a la modernidad y que hace honor a su nombre. A la carrera 50 se le llama Palacé porque recuerda las batallas del Alto y Bajo Palacé que tuvieron lugar entre 1811 y 1813, cuando Antonio Nariño comenzaba su campaña libertadora en el sur, la misma que obligaría a las tropas españolas a abandonar Popayán. Como en aquel entonces, Palacé permanece y recuerda a los habitantes que Prado Vive.